Novedad en Hábitat III: Iluminación comunitaria con pedazos de PVC, botellas de PET y energía solar

Están fuera del famoso cerramiento verde que limita Hábitat III del resto de la urbe.

Se ubican en un descampado del parque de El Ejido cercano a las barandas de la también famosa y ya odiosa zona azul (por donde ingresan los visitantes, invitados y comunicadores que hicieron varias horas de ‘cola’ para acreditarse para el evento y hacen otras filas parecidas para asistir a los diversos actos). Tienen una audiencia casi tan grande como las de las conferencias. Con una salvedad: su público fluye interminable desde las 09:00 hasta las 19:00, hora en que todos –nacionales y extranjeros- guardan sus cámaras, grabadoras y smart phones y alistan sus mejores galas, muestran sus sonrisas más estereotipadas y preparan sus bocas y gargantas para degustar de la inmensa oferta gastronómica que ofrece la capital con motivo de la conferencia mundial ecológica y sustentable. Son los miembros de Ligth Liter (Litro de luz), una multinacional con sentido social que trabaja en diversos países con el objetivo primordial de mejorar el hábitat de la gente que habita en las zonas más deprimidas de las ciudades. Están, además de varios voluntarios ecuatorianos reclutados en las empresas que colaboraron con diversos materiales (Conduit, por ejemplo), Sergio Espinosa, de Colombia; Víctor Belota, de Brasil; Ildac Ancelotti, de Italia; y Camilo Herrera, de Ecuador. Ellos muestran a los sorprendidos asistentes una nueva, fácil y económica manera de iluminar espacios públicos y, asimismo, de alumbrar los senderos por donde las personas caminan (especialmente en las zonas rurales donde no haya iluminación pública).

Publicado en Sin categoría.

Un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *